Español English María Inmaculada
Iglesia Católica / Pacoima, CA

Bautismo

Primer Domingo de Cuaresma

“En aquel tiempo, el Espíritu impulsó a Jesús a retirarse al desierto, donde permaneció cuarenta días y fue tentado por Satanás. Vivió allí entre animales salvajes, y los ángeles le servían.” Marcos 1, 12-13

Las lecturas de hoy sugieren dos significados y experiencias diferentes del bautismo. La segunda lectura (de 1 Pedro) hace una analogia entre el arca de Noé y el bautismo cristiano: asi como Noé y su familia fueron salvados de la muerte al pasar por las aguas del diluvio en el arca, los cristianos son salvos del pecado y la muerte al pasar por las aguas del bautismo. La primera lectura, del Génesis, retrata al mundo después del diluvio: limpiado de su iniquidad anterior. abrazado por las promesas de Dios de que el mundo nunca mas sera destruido por el agua. El salmista expresa el deseo de seguir los caminos de Dios, como si se restablecera la armonia entre Dios y la humanidad destruida por el pecado. Esta escena pacifica es muy diferente del drama y la urgencia en la descripci6n de Marcos de Jesus después de su bautismo. Jesus lucha contra demonios, recibe sustento de angeles y comienza a predicar: “Arrepentios. El reino de Dios esta cerca.”

¡Buenos Dias! ¡Bienvenidos a la Cuaresma!

Es muy probable que hoy tu sacerdote no te ofrezca este saludo, y tu) no esperas recibirlo. éNo es la Cuaresma un tiempo de arrepentimiento y reflexi6n? ~Alrededor el color que decora es morado o purpura y no hay “aleluyas”? ¢La oracidén, el ayuno y las obras de caridad, acompafian nuestra relaci6n con Dios?

Sin embargo, es cierto que hay practicas cuaresmales que tienen un festivo entretejido con estos elementos penitenciales. Un ejemplo es el restablecimiento de antiguas practicas cuaresmales que integran la preparacién final de las personas elegidas para recibir los sacramentos de Iniciaciédn en la Pascua, el Bautismo, la Confirmacién y la Eucaristia. La insistente predicacioén de Jesus en el Evangelio de Marcos llega poco después de su propio bautismo y nos recuerda que estos sacramentos siguen sefalando un cambio radical en la vida de una persona: ellas han respondido a la predicaci6n de Jesus acerca del reino y ahora estan publicamente profesando ellos mismos ser discipulos del Sefior y miembros iniciados plenamente de su Iglesia visible. La oracién, el ayuno y las obras de caridad durante la Cuaresma fueron parte de esta preparacion. El arrepentimiento era entonces, y nos recuerda hoy, también importante para aquellas personas plenamente iniciadas; la labor del arrepentimiento, de examinar nuestras vidas por medio de la oracién y de hacer los cambios en anticipacion al reino de Dios, es un aspecto de nuestra vida en Cristo.

Una Segunda Oportunidad para Causar una Primera Impresión

Otros cambios con el bautismo son mas sutiles y personales. Cuando Noé y su familia salieron del arca, vieron que las aguas del diluvio habian bajado después de que limpiaron el mundo de la pecaminosidad humana. Todo estaba limpio y fresco, una nueva creacién, con un arcoiris que garantizaba la promesa de Dios de nunca volver a destruir el mundo con agua. Asi, también, los recién bautizados salen de la fuente bautismal y son ungidos con el crisma. Como la tierra después del diluvio, ahora son una creaci6én nueva. Limpiados del pecado y ungidos con el crisma, son renovados, incorporados en la alianza de amor de Dios. Es por esto por lo que la Cuaresma es siempre, una anticipacién festiva de la Pascua y siempre del bautismo, asi como siempre del arrepentimiento que nos lleva mas profundamente al reino de Dios.

Lecturas de la Semana

Lunes: 1 Pe 5:1-4; Sal 23 (22):1-3a, 4-6; Mt 16:13-19
Martes: Is 55:10-11; Sal 34 (33):4-7, 16-19; Mt 6:7-15
Miércoles: Jon 3:1-10; Sal 51 (50):3-4, 12-13, 18-19; Lc 11:29-32
Jueves: Est C:12, 14-16, 23-25; Sal 138 (137):1-3, 7c-8; Mt 7:7-12
Viernes: Ez 18:21-28; Sal 130 (129):1-8; Mt 5:20-26
Sábado: Dt 26:16-19; Sal 119 (118):1-2, 4-5, 7-8; Mt 5:43-48
Domingo: Gn 22:1-2, 9a, 10-13, 15-18; Sal 116 (115):10, 15-19; Rom 8:31b-34; Mc 9:2-10

Los Santos y Otras Celebraciones

Domingo: Primer Domingo de Cuaresma; Rito de Elección; Rito de Envío; Rito de Llamado a la conversión continua
Lunes: Nacimiento de George Washington; Inicio de la Cuaresma en el calendario juliano
Martes: San Policarpo
Jueves: Purim (festividad judía) comienza al atardecer
Viernes: Abstinencia

Reflexionar. Arrepentirse. Restaurar.

La Cuaresma es una temporada de 40 días de oración, ayuno y limosna que comienza el Miércoles de Ceniza y termina al atardecer del Jueves Santo. Es un período de preparación para celebrar la Resurrección del Señor en Pascua. Durante la Cuaresma, buscamos al Señor en oración leyendo la Sagrada Escritura; servimos dando limosna; y practicamos el autocontrol mediante el ayuno. Estamos llamados no solo a abstenernos de lujos durante la Cuaresma, sino a una verdadera conversión interior de corazón mientras buscamos seguir la voluntad de Cristo con más fidelidad. Recordamos las aguas del bautismo en las que también fuimos bautizados en la muerte de Cristo, morimos al pecado y al mal, y comenzamos una nueva vida en Cristo.

Muchos conocen la tradición de abstenerse de comer carne los viernes durante la Cuaresma, pero también estamos llamados a practicar la autodisciplina y ayunar de otras formas durante la temporada. Además, dar limosna es una forma de compartir los dones de Dios, no solo mediante la distribución de dinero, sino también compartiendo nuestro tiempo y talentos. Como nos recuerda San Juan Crisóstomo: “No permitir que los pobres compartan nuestros bienes es robarles y privarlos de la vida. Los bienes que poseemos no son nuestros, sino de ellos”. (Catecismo de la Iglesia Católica, n. 2446).

En Cuaresma, los bautizados están llamados a renovar su compromiso bautismal mientras otros se preparan para ser bautizados a través del Rito de Iniciación Cristiana para Adultos, un período de aprendizaje y discernimiento para las personas que han declarado su deseo de convertirse en católicos.