Español English María Inmaculada
Iglesia Católica / Pacoima, CA

Se Necesita un Pastor

Cuarto Domingo de Pascua

Good Shepherd

“El pastor llama a cada oveja por su nombre y las conduce afuera.” Juan 10, 3

Por un tiempo estuvo de moda tener cerdos como mascotas. La publicidad que rodeó a estas criaturas nos informó que, contrario a la imagen popular, son animales muy limpios y también bastante inteligentes. Resulta triste decirlo, pero las ovejas probablemente nunca gozarán de este tipo de popularidad doméstica. Ni limpias ni inteligentes, son mayormente indefensas cuando se dejan solas, aunque el rebaño sea numeroso. La imagen bíblica de que somos un rebaño de ovejas no resulta muy favorecedora. Triste es el caso de las ovejas sin pastor porque, sin duda, perecerán dada su incapacidad de valerse por sí mismas o su carencia de defensas contra sus predadores. Colocarnos al centro de esta imagen poco favorecedora puede fortalecer nuestra fe. Sólo cuando tomamos profunda conciencia de que necesitamos un pastor, podemos apreciar nuestras bendiciones al haber sido entregados al Pastor, a aquél que dio su vida por nosotros y fue resucitado para la vida eterna en el Espíritu, a fin de poder guiarnos por siempre mientras lo seguimos en fe.

Copyright © J. S. Paluch Co.

Lecturas de la Semana

Lunes: Hch 11:1-18; Sal 42 (41):2-3; 43:3, 4; Jn 10:11-18
Martes: Hch 11:19-26; Sal 87 (86):1b-7; Jn 10:22-30
Miércoles: Hch 12:24 — 13:5a; Sal 67 (66):2-3, 5, 6, 8; Jn 12:44-50
Jueves: Hch 13:13-25; Sal 89 (88):2-3, 21-22, 25, 27; Jn 13:16-20
Viernes: Hch 13:26-33; Sal 2:6-11ab; Jn 14:1-6
Sábado: Hch 13:44-52; Sal 98 (97):1-4; Jn 14:7-14
Domingo: Hch 6:1-7; Sal 33 (32):1-2, 4-5, 18-19; 1 Pe 2:4-9; Jn 14:1-12